Material AMÓS para aprender a leer

¡Hola a todos! he estado experimentando con un método cristiano para enseñar a leer, me ha parecido BUENÍSIMO y está dando maravillosos resultados en mi pequeñín, así que decidí escribir este post  para aquellas familias cristianas que estén interesadas en incluir temas bíblicos en el aprendizaje de sus hijos.

Hace dos años aproximadamente me pasaron los archivos del curso “En mi casa aprendo a leer” de AMOS  pero la verdad es que nunca entendí como se trabajaba con él, aparte que en ese momento no me pareció muy atractivo y lo dejé por ahí guardado en una memoria USB. Mientras tanto seguía dándome de topes investigando y buscando los modos más adecuados para enseñar a leer a mi hijo. Nunca me imaginé que la respuesta a mi problema lo tenía en esa memoria USB arrumbada en algún lugar de la casa.

En el mes de abril de este año tuve la oportunidad de que me enseñaran con todo y niña modelo, cómo usar el curso “En mi casa aprendo a leer” y me fui de espaldas. En primer lugar yo creía que para aplicar el curso era necesario usar el programa para pc que incluye y con el que me complicaba la vida tratando de entender porque me parecía un poco revuelto, y en segundo lugar me di cuenta que realmente no era nada aburrido sino todo lo contrario, ya les explicaré más adelante por qué.

Esa misma tarde llegué a mi casa a buscar la memoria usb, cuando la encontré organicé los archivos y me puse a imprimir como típica mamá desesperada, ¡¡¡no podía creer que hubiera dejado pasar tanto tiempo!!!  Al día siguiente comenzamos a usar el curso.

Mi hijo, como algunas de ustedes sabrán tiene tres años, (en octubre cumple 4) y muchas se preguntarán ¿por qué la prisa de enseñarle a leer?. No es una prisa, en realidad  llevamos las cosas con mucha calma, pero sí aprovecho cada una de las oportunidades e intereses que tiene mi hijo para crear con ello un aprendizaje, y a él desde hace mucho que le han interesado las letras, para que sirven y como se llaman. A los dos años conocía todo el alfabeto.

Mi forma de pensar  sobre el desarrollo mental de los niños cambió después de conocer el Método Doman y tomar el taller “Aprender a leer a los 3: Método aplicado en el Aula Preescolar “ con Elisa Guerra autora también de la serie Pearson-Filadelfia (de la que les contaré en cuanto me lleguen los libros) , porque me di cuenta de la importancia de no poner límites a la capacidad e inteligencia de los niños, y mientras ellos estén interesados pueden llegar a aprender mucho más de lo que nosotros creemos. Así que comencé a darle alas a mi hijo para que vaya aprendiendo conforme a su ritmo e interés. Aplicamos el método doman en las mañanas, y aunque  no son compatibles para nada el Método Doman y el de AMOS, he logrado llegar a un punto medio con ambos pues los dos me encantan porque con uno complemento al otro según nuestros intereses como familia y, aunque no estoy segura de qué tan válido sea trabajarlos en conjunto,  estoy viendo resultados muy positivos en mi hijo, pero ya sabemos que cada niño y cada familia es un mundo.

El curso “En mi casa aprendo a leer”  de la asociación AMOS 5:24, es un curso 100% cristiano, diseñado para facilitar la enseñanza a las familias educadoras en el hogar. Consta de “Mi libro de 70 lecciones”,  “Mi libro de letras” , 4 “Libretas de escribir”, un archivo de audio con 30 cantos y un librito con las partituras de todos los cantos (688 páginas en total). Originalmente vienen en un CD con los archivos para usar tanto en computadora o para imprimir (en mi caso recomiendo totalmente imprimirlo). Este curso es totalmente gratuito y su venta está prohibida.

Lo que más me ha gustado (aparte de los resultados en cuando a leer de mi hijo) es que en cada lección viene con historias verídicas tanto bíblicas como de experiencias de otros cristianos. Esto me ha gustado mucho ya que  los niños están expuestos constantemente a historias fantasiosas, y nosotros, como familia, creemos en la importancia de que nuestro hijo desde edad temprana tenga los pies sobre la tierra, sepa que existen historias y fabulas fantásticas con mensajes positivos, pero también sepa que en el mundo existe el dolor y los problemas y que muchas veces seguir  Cristo no es fácil.  Aparte todas  las imágenes, aunque no son muy atractivas, son excelentes porque son de objetos, animales o personas reales.

Actualmente me encuentro contactando a la Familia Dappen que son los autores del material para que me autoricen compartir los archivos aquí en el blog. Si me autorizan compartir los archivos les haré una demostración de como usar el material para que les quede aun más claro.

Sobre mis avances les cuento con alegría que mi hijo ya lee gran parte de las palabras, el avance ha sido muy rápido, mi esposo me pidió que le echáramos ganas para ver si en diciembre había algún avance y apenas estamos en julio y ya llevamos más de la mitad del libro.

Nosotros vemos las lecciones de esta manera:

Primero cantamos las canciones: Quiero aprender a leer y la del abecedario, vemos la letra que nos toca en el “Libro de Letras” y posteriormente pasamos a la lección del día. Mi hijo hace los ejercicios que le corresponden y a veces lee la lectura que le corresponde hacer a él (que es un poquito larga), pero no siempre la lee, porque a veces, solo con los ejercicios se siente agotado y a mí no me interesa que se sienta presionado, tenemos todo el tiempo que queramos para ver y volver a ver cada lección, así que si él no lo desea no hace la lectura y entonces pasamos a la lectura que yo hago en voz alta para que él escuche la entonación correcta y a la vez le estoy leyendo una historia. Me gustan tanto las historias que tengo planeado volver a leérselas cuando esté más grande para hacer actividades más elaboradas de comprensión.

En estos días papá tiene vacaciones así que en casa también estamos de vacaciones =) por lo que próximamente aprenderá el uso de las letras que le faltan que son: q, g, h, ch, y, ll, z, ñ, x, k,w.

Deseo que este post sea útil para aquellas familias cristianas que estén buscando un método para enseñar a leer a sus hijos. Realmente yo estoy muy agradecida con Dios por este método. Y recuerda cada niño es un mundo, cada uno tiene su propio ritmo e intereses, no te desesperes si tu hijo no está interesado en aprender a leer por ahora, ya habrá el tiempo adecuado para hacerlo y sobre todo que tenga el interés. Esta es una de las cosas más maravillosas del hacer Homeschool, ir al ritmo de cada uno de tus hijos, darles las herramientas que necesitan según sus intereses y fomentar los valores y principios de cada familia en particular.


Comments (2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“La educación es un ambiente, una disciplina, una vida."

Charlotte Mason.

¡Gracias por tu visita! vuelve pronto ♡


Nuestras Aventuras en Casa. Todos los derechos reservados.