La vida es demasiado corta para vivir feo

Este artículo me gusto mucho porque tiene mucho de cierto y la frase «La vida es demasiado corta para vivir feo» aun hace eco en mis oídos. Creo que todas debemos de tener esta mentalidad para tratar de vivir lo más bonito, ordenado y limpio como nos sea posible. Esta versión en español la encontré en el blog de Karisa.

desorden

Tu Habitación: Bella o Bestia

Por:Charlotte Siems

Caminemos por el pasillo y miremos tu dormitorio. ¿Qué ves? ¿Un santuario de paz o un gran desorden? ¿Cómo te hace sentir?

Las habitaciones personales se ocultan del mundo en su mayor parte. En el corre-corre de la vida cotidiana es fácil dejar que el dormitorio se convierta en el vertedero de lavandería y todas esas cosas que nadie sabe qué hacer con ellas. Recibos, revistas viejas, piezas de computadoras y papel de regalo llenan la parte superior del tocador. Ropa de cama que no combina con una manta viejita sobre la cama. Los muebles un poco dañaditos y las paredes sucias hacen ver todo un poco triste, pero nadie lo ve, asi que no importa, ¿verdad?

La vida es demasiado corta para vivir feo.

Lo primero que ves en la mañana y lo último que ves en la noche importa. El lugar donde te vistes y desvistes afecta tu mente y tus emociones. La habitación donde fomentas relaciones y pasas el tiempo íntimo de tu matrimonio es importante.

Vivimos en una casa específica durante cinco años. El dormitorio principal era amplio, el edredón era bonito y la pintura arriba del sofá era hermosa, pero las paredes eran de blancas y simples. Durante cinco años quise pintar ese dormitorio blanco, pero nunca llegue a hacerlo. Cuando nos mudamos a otra casa, el dormitorio principal era, una vez más, blanco. Un día, unos mes después de mudarnos (y probablemente en ese momento determinado del mes), le dije a mi marido, “La vida es demasiado corta para no pintar tu habitación el color que te gusta.” Mi gran hombre compró la pintura de color verde manzana y lo pinto al día siguiente, bendito corazón. Eso fue hace siete años y el color de mi habitación aún me hace sonreír.

Nuestra casa es decorada en época de Venta de Garaje, y el dormitorio no es la excepción. La belleza puede ser barata. No te desanimes y pienses “algún día, cuando tenga dinero, voy a tener un hogar hermoso.” ¿Qué tienes en tu mano? Yo siempre tenía solo $10 y mucha creatividad. No esperes a vivir una vida hermosa hasta que puedas darte el lujo de muebles nuevos y ropa de cama cara. La vida sucede hoy.

Mira revistas y fíjate en lo que dicen. Al menos que la revista sea de una sala de espera, arranca las páginas que te llaman la atención y ponlas en un cuaderno o un sobre grande. Estudia la foto y decide lo qué te gusta. Piensa en cómo copiarlo en tu propia habitación. La biblioteca local contiene muchos libros sobre decoración. “Yo no soy creativa” puedes decir. Cualquiera puede copiar un párrafo de una gran literatura, y tú puedes copiar una linda escena de una foto.

Por favor, mantén tu dormitorio en orden. La ropa sucia se puede ocultar en una cesta en el suelo del armario. Arregla la cama cada mañana. Unas sábanas y un edredón que te gusten te animarán a hacerlo. Despeja la parte superior de la cómoda y tocador y pon algunas cosas bonitas. El mantenimiento diario es más fácil que una gigantesca fiesta de la limpieza.

El estado de tu dormitorio puede ser un síntoma de un problema más profundo de ti misma o de tu matrimonio. Los años de procreación y escuela traen retos y son exigentes. Es fácil pensar que tu cónyuge es un adulto y puede “esperar”. Es fácil de dejar de cuidarse a sí misma. Es fácil delegar la habitación principal a la parte inferior de la lista de la decoración.

Mira a tu habitación (y a tu relación) con nuevos ojos. ¿Es tu dormitorio bello o una bestia?

¡Deja un comentario! ♥

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: