Frijolitos en el Vaso

Hace unos días puse a mi hijo (de un año) a trabajar con frijolitos, es una actividad en donde la mamá debe estar al 100% pendiente de cada movimiento del niño para evitar que se meta el frijol en la boca o la nariz. Esta actividad sirve para desarrollar la coordinación ojo-mano del niño, así como la capacidad de coger en pinza y oponer el pulgar. Lo que necesitas es: Un vaso de plástico 6 frijolitos (yo conté que fueran 6 para estar segura que no me faltaba ninguno cuando recogí el material) Primero deberás enseñar a tu hijo qué es lo que se debe hacer con esos frijolitos; uno a uno los irás tomando y pausadamente los irás colocando en el recipiente. El niño observará con mucha atención. Verás que no se necesita mucha ciencia, una o dos veces que el niño vea la demostración él lo hará. Al principio tal vez no entren en el vaso todos, pero nosotras somos las que los animaremos a que sigan. Mi niño me sorprendió, con una vez que vio como metí los frijolitos el los metió todos con muy pocas fallas, es una actividad muy bonita para hacerla juntos, cada vez que tu hijo meta un frijolito celébralo por todo lo alto, el se divertirá viendo tu reacción y lo motivará a seguir practicando.

¡Deja un comentario! ♥

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: