Primeras Representaciones Gráficas

DSC_0299 Hace tres meses, a los 2 años y medio, mi hijo comenzó a dibujar. Su tema: SOLES Acostumbraba a darle hojas recicladas y sus crayolas o pizarroncitos para plumón para que los rayara, pero ese día me dio la sorpresa  -Mamá, un sol!!!! corrí a ver y encantada celebré este gran acontecimiento como la típica mamá orgullosa por los primeros garabatos de su hijo, y con la ayuda de un imán pegué la «obra de arte» en el refrigerador. Yo pienso que cuando nuestros hijos hacen su primera representación y nos lo comparten contándonos lo que es, nosotras las mamás y la familia debemos hacer de esto un acontecimiento importante, no una fiesta exagerada, pero sí darle muestras de interés y asombro por su logro, ya que así como cuando aprenden a caminar y hasta los abuelos saltan de alegría, un dibujo también es un logro, que además de bonito, es una muestra de que el peque se va desarrollando sanamente. Cuando nuestros pequeñines dibujan están plasmando  de manera gráfica una imagen mental o idea que tienen de su entorno, esta es una capacidad de representación que se  desarrolla al final del período sensorio-motor (este período abarca de los 0 a los 2 años)  del niño, cuando comienzan a entender cómo se desarrollan los acontecimientos y empiezan a manifestar la capacidad de utilizar medios simbólicos para referirse a las cosas y situaciones sin necesidad de tenerlas presentes. Cuando nuestros hijos comienzan a dibujar dejémosles que se explayen de lo lindo, vamos a motivarlos a que continúen experimentando, vamos a proporcionales crayolas, colores, cuadernos, hojas, pinturas y todo lo que se nos ocurra para que usen en sus dibujos. Jamás de los jamases corrijamos su dibujo, respetemos sus obras y la forma como ellos ven al mundo, si vemos que los dedos de las manos son más grandes que las piernas, si vemos que las personas perecen arañas, si vemos que sobre el árbol hay un pez, nunca corrijamos a menos que ellos nos pregunten y nos pidan opinión, ya que la expresión gráfica lleva un proceso importante y los niños van mostrando con sus dibujos las etapas de desarrollo que están pasando. Tengan por seguro que no siempre dibujarán a la abuelita sin tronco y solo con 4 «patas» (dos brazos y dos piernas). Así que en vez de corregir estas valiosas obras de arte de la familia, mejor vamos disfrutarlas y a coleccionarlas, eso es lo que yo he comenzado a hacer porque de esta etapa que comienza en mi peque no me quiero perder nadita y seguro salen obras para enmarcar y hasta para regalar a la familia. Les cuento rápido como pienso coleccionar yo los dibujos libres que hace mi hijo en cualquier momento (ya que cuando expresamente hacemos «arte» tiene un cuaderno de dibujo con hojas de cartulina): Para sus dibujos libres necesitamos:  Un folder de palanquita, hojas de todo tipo, desde las recicladas (esas que imprimimos, que ya no nos sirven pero que tienen un lado limpio donde pueden dibujar los niños) hasta las de colores brillantes y lindos, crayolas gruesas. Otra forma en la que puede hacer sus dibujo y ahorrar papel es utilizando pizarroncitos, mi hijo usa unos que vienen de regalo al final de los libritos de Kumón 321570_447372388679637_1433178245_n(después les cuento de ellos) como el de la imagen (por cierto la protagonista del dibujo ¡soy yo! segun mi peque jaja) pero también podemos fabricarlos enmicando una hoja de opalina gruesa y usamos los plumones de pizarrón. Lo único malo es que no podremos guardar ese dibujo, yo lo que hago en esos casos es tomarle una foto y así guardarlos y hasta compartirlo con los amigos por el face =) Bueno, entonces cuando nuestros hijos anden inspirados (o a veces aburridos) les proporcionamos las hojas y  hay algo de lo que no debemos olvidarnos:

Tip importante:

Cuando acabe su dibujo vamos a estar listas con una pluma y le vamos a preguntar (si no nos lo ha dicho antes) ¡Cuéntame de tu dibujo! ¿quiénes son? o ¿Dime qué es? y con la pluma escribimos con letra pequeña a un lado de los personajes sus nombres «Abuelito, Tia Panchita, etc, etc, le ponemos la fecha en una esquinita y por último lo guardamos en el folder. Si tu hijo hace muchos dibujos como para guardarlos todos entonces vamos a guardar los más representativos, pero la verdad es que muchos de esos dibujos son tan bellos a nuestros ojos que vamos querer tenerlos todos =) Con Cariño Jazmín  

¡Deja un comentario! ♥

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: