Conviviendo con otras familias

Uno de los retos más grandes que tenemos los papás al educar en casa es que a veces nuestros hijos no tienen muchos amiguitos para jugar y jugar, para un niño, eso es algo igual de importante como aprender a leer.

Las familias con muchos niños tienen una gran ventaja pero ¿qué pasa con las familias que somos pequeñitas?

Es fácil que hayan personas que digan, pues ¿qué esperan para tener más hijos? pero yo les invito a que nunca juzguen así de fácil pues no siempre las familias pequeñas están así por gusto, si eres sensible te darás cuenta que existen muchos otros factores como: que simplemente aún no llega el siguiente bebé, que a lo mejor han tenido tristes pérdidas, tal vez la salud de la mamá no esta del todo bien y no te lo van a estar contando todo con lujo de detalles, o quizás económicamente la familia esta pasando por un momento difícil, razones pueden haber muchas.

03 (800x450)  

Ya antes he dicho que el desarrollo social de los niños es más rico cuando se convive con gente de todas edades, pero el juego es otro rollo porque no vas a tener al abuelito corriendo de tras del peque o nosotras como mamás no tenemos siempre el tiempo suficiente para sentarnos a jugar con el niño todo el tiempo que él quisiera, gracias a Dios el trabajo de mi esposo le permite pasar casi todas las tardes en casa y él es un maravilloso compañero de juegos para mi hijo, nadie como él para jugar con aviones, trenes y coches y la verdad es que disfruto  mucho viéndolos. Con todo me he percatado de que mi hijo es un poco individualista al momento de jugar con otros niños, aclaro: no tiene ningún problema al momento de sociabilizar, él es extremadamente sociable y extrovertido pero pareciera que disfruta más de su juego en solitario así que ahí he detectado un buen punto para trabajar.

Entonces ¿qué podemos hacer las familias pequeñas?

Buscar familias con niños y tratar de convivir más con ellas.

01 (800x450)
Observando la belleza del paisaje
06 (800x450)
                                                                    Puerto del Aire, Veracruz.

Aunque sea una o dos veces al mes (si se pueden más perfecto) es bueno salir a lugares abiertos para que nuestro niño juegue, corra, salte y brinque de forma libre con otros niños. Esto le ayudará a compartir su espacio y a disfrutar de ello.

Buscar familias que compartan valores, formas de pensar e intereses con la tuya es una buena herramienta para trabajar esto, ya que todos los niños estarán bajo supervisión de sus padres, no significará que estén conviviendo únicamente con niños de su edad porque habrán de todas las edades, y pasarán todos un rato muy placentero.

04 (800x450)

La diferencia entre hacer esta actividad y llevar al niño a una clase de algún deporte, arte etc. (que también es muy bueno) es que en la clase, aunque hayan otros niños, todos estan siendo entrenados y enseñados en algo específico y no estan jugando de forma libre porque siempre hay un modulador de la actividad. En cambio al dejarlos totalmente libres en un juego con niños de distintas edades y con los padres como simples observadores le permite ser tal cual es, el niño comienza a aplicar lo que ha aprendido sobre cómo relacionarse con los demás, aplicar el respeto, la toleracia, el compartir, etc. y a nosotros como padres nos permite conocerlo un poco más, así veremos si es un niño tranquilo naturalmente (como mi hijo que prefiere observar paisajes sentadito pero que por momentos igual le entra al juego con todas sus fuerzas), o si es muy activo, si hay algo que se deba trabajar, corregir etc.

05 (800x450) 07 (800x450)

Nosotros hemos comenzado a hacerlo y la verdad han sido experiencias hermosas para todos. Así que les invito a quienes aun no lo intentan que busquen esa oportunidad y la disfruten.

02 (800x450)    

¡Deja un comentario! ♥

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: