Método Montessori ¡Mucho que aprender!

Hola! Quiero contarles que en estos días me he dado a la tarea de investigar un poco sobre que método usar en la enseñanza de mi hijo, y estoy muy interesada en aplicar el método Montessori, creo que es un método muy completo para aplicarse en el hogar.

Me ha gustado mucho este método principalmente por los principios  y valores que integra a la perfección como autonomía, iniciativa, autodisciplina, el orden, la concentración, el autoestima, el respeto, la capacidad de elección y el desarrollo de la voluntad.

Este método de la Dra. Montessori está muy distante de las técnicas rígidas de enseñanza. Está basado en el respeto hacia el niño y en su capacidad de aprender, y no busca moldearlos como una copia fiel de los adultos. Buscó darles oportunidad de aprender con libertad a partir de los años de desarrollo, para que en el futuro tengan la capacidad para enfrentar los problemas cotidianos.

“Uno mismo es quien construye su aprendizaje”

Montessori creó la primera casa de los “niños” en Roma en 1907. Aquí su trabajo se enfocó en llevar al niño a descubrir la vida, absorber los conocimientos de  su entorno y ayudarlo a alcanzar su potencial como ser humano. Para lograr esto Montessori se centró en los sentidos, en la preparación del ambiente y la observación del guía.

En este método el material didáctico es de suma importancia ya que sin su manipulación, no se puede llevar a cabo el aprendizaje del niño.  Todo ese material fue diseñado mediante la observación de todas las actividades que  los niños realizaban sin necesitar de la ayuda de un adulto. 

Otra de las virtudes de este método es el respeto y valor de cada logro en los niños en su momento y ritmo oportuno. Aquí vemos que es una educación individualizada, no hay competencias. Cada logro es un gran acontecimiento para el niño y así lo debemos apreciar los adultos.

También es muy bonito ver como la enseñanza se da en medio de un silencio y libertad. Los niños son libres para moverse y para adecuar su entorno a sus necesidades, ya que todo debe estar a su tamaño. Y conforme están trabajando en libertad están tan concentrados que el silencio es algo que lo caracteriza. Si los niños cometen algún error o falta, se considera como parte del aprendizaje y se evita que el niño sea señalado.

Este método también lleva a los niños a ser una especie de autodidactas, algo que a las mamás educadoras en el hogar nos interesa mucho que aprendan nuestros hijos, ya que se suele llevar a los pequeños a que siempre autoevalúen su trabajo.

Estoy muy interesada en aprender este método y aplicarlo con mi peque. El tiempo pasa muy rápido, así que empezaré a fabricar y conseguir los materiales que iré necesitando. Porque el único inconveniente es que los precios del material son bastante caros, pero creo que esto tiene solución.

Atte: Jazmín

¡Deja un comentario! ♥

A %d blogueros les gusta esto: